No estoy tan mal pero he de confesar que esta canción bien podría ajustarse en algunas frases a mi desquiciante vida... vale me voy a llorar mi ración del día.

just me





Alcohól: $15.00
Algodón: $13.00
Microporo: $ 16.00

Que la mujer que quieres te haga curaciones por haber chocado con un señalamiento vehicular y te hayas portado como mariquita: "Priceless"


Nota: No soy alta, el señalamiento estaba muy abajo e iba en la baba.

copyright

No me importa mostrarme débil mientras escribo,
si aún no soy fuerte, ni nunca lo he sido
no he aprendido a amar como aquí juegan.
yo amo con los codos, con el sueño, con la voz.
no tengo objeción en no ser correspondido,
no me importa cuánto vivan mis amores,
yo amo mientras dura, mientras puedo,
mientras se vacía el vaso y emprendo mi camino.
no entiendo cómo aman los humanos
por eso estoy aquí contigo: por tu duda,
por todo lo que no sabes ni averiguas
por todo lo que das sin saber siquiera que tuviste.
amo tus alas, tus vuelos, tus caderas
donde termina mi noche, mi nostalgia.
no me importa que no entiendas que te amo,
que dudes y llores y preguntes y reclames.
yo te amo,
mientras dure.


Edel Juárez

Piensa un título


Desconozco si pasarás por este sitio tan en desuso y que cae a pedazos conforme transcurren los días, las horas y los segundos ( ok ok he dramatizado un poco al respecto). Quiero que sepas que aquí soy más que allá fuera, que puedo hacer de lo privado algo público, que la nimiedad es lo que alimentó y alimenta todo lo que se ha plasmado de manera discontinua. Aquí no temo caer en lo absurdo, puesto que de ello está atestado el mundo. Es en este lugar donde puedes entender un poco más de “mi peculiaridad”, dirías tú.


Sé que mi metáfora sobre sentimientos afectivos, vísceras, cariño, etc., te resulta poco ortodoxa y es que no hay manera que pueda cambiar de opinión: la gente cuando comienza a sentir larvas por alguien tiende a convertir todo ese cúmulo de emociones en un vil equino desbocado, el cual apresura el andar, los paisajes no pueden ser contemplados con velocidad semejante, el tiempo se consume, de golpe y porrazo han pinchado las espuelas sobre sus costados y no hay espacio para poder pensar. Cierto es que la aceleración provoca excitación, pero cierto también que todo transcurre tal como llegó. Debido a lo anterior prefiero que los sentimientos en mi vida sean más semejantes a un burro o una mula, animales de trotar parsimonioso pero constante, capaces de soportar un gran peso sobre sus lomos y aun así continuar el camino.


Es mucho muy probable que ésta sea la primera y única vez que haga evidente lo que parece evidente, digo para no recibir un palmo de narices, además pediste que te sorprendiera y como un estuche de monerías no soy sólo fui capaz de presentarte al mundo blogger, lo sé, soy algo cobarde.


Para finiquitar este asunto que me parece un poco cursi (o mucho muy cursi, según mis cánones) he aquí esa canción que a ratos es bonita, a ratos pornográfica y a ratos sustrae mi relativa serenidad, y que conste que no conocía de su existencia hasta que me la diste a escuchar.


Alineación al centro
Nota: Gracias por dejarme arreglar tus días.

Que disímil.

Una cuestión planteada a dos personas de sexo opuesto.

Caso 1: Mujer.
... dice:
te cuento, fui a comprar las pastillas (del día después) y al regresar a mi casa, recordé que en la calle de a lado hay un pastor alemán con tendencias a ladrar y pues le tengo miedo, asi que tuve que irme por otra pero ésta tiene el inconveniente de estar sumamente oscura, y me dije a mi misma " mi misma elige la calle oscura ya que si llegaran violarte pues las pastillas ya las llevas" jajaj

Mujer - dice:
jajajajajajajajajajajajaja inshe Dispersa.


Caso 2: Hombre.
... dice:
fui a comprar las pastillas (las mismas de arriba) y al regresar a mi casa, recordé que en la calle de a lado hay un pastor alemán que me tiene mala leche y pues le tengo miedo, asi que tuve que irme por otra pero ésta suele estar sumamente oscura, y me dije a mi misma " mi misma elige la calle oscura ya que si llegaran violarte pues las pastillas ya las llevas"
-Hed- dice:
ummmmmm
... dice:
es un chiste
-Hed- dice:
no me gusto el chiste
... dice:
cruel y feo pero chiste al fin
riete
-Hed- dice:
nooooooooooooooooooooooooo
me niego a reirme
... dice:
jajaja
humor negro/ agrio
riete por favor
-Hed- dice:
pero no me gusto el chiste
... dice:
no? :(


UNAS LINEAS DESPUÉS...
.. dice:
ya casi no puedo hablar (ando ronca)
tendré que andar con un pizarrón
-Hed- dice:
jejejje
miel con limon
y se te quita
... dice:
que paradoja
-Hed- dice:
k
... dice:
no te ries de mi chiste pero si de mi desgracia
que malo
-Hed- dice:
no era mas desgracia lo del chiste
... dice: :S

Un paso a la vez



Son cerca de las 10:00 pm, estoy en el transporte público rumbo a casa. Frente a mi se ha sentado una pareja de personas mayores, de 60 años aproximadamente; él le toma la mano y ella le ha correspondido con un ligero apretón pero volteo hacia la ventanilla a mirar las gotas que han comenzado a escurrirse. Me siento algo incomoda. Junto a mi hay otro par, ésta de jóvenes, ella está embarazada, “luce tan bien en ese estado”, pienso, y una ligera risa se apodera de mi sin embargo nuevamente la incomodidad vuelve. La señora sexagenaria mira a la joven en cinta y me hace suponer que evoca el tiempo aquel donde ellos se veían de esa manera, tan lejano creo.


Los dos polos, emprender una travesía y llegar al crepúsculo de la misma.


…después de pensar esto le subo el audio al reproductor y me sumerjo en las gotas del cristal.