Después de todo nunca te quise.

Si mi memoria, algo dañana por maria, no me falla hace ya casi dos meses que llegaste a mi vida. Lo recuerdo bien fue un jueves, ni siquiera tenia contemplado llegar a la "pseudocita" pero algo me impulsó de ultimo momento y llegué, tarde para variar. Lo único que pude ver a lo lejos fueron tus pies balanceandose, señal de que ya te habias desesperado; me acerqué dije "hola" e hice que caminaras a prisa, casi que corrieras, porque tenia un evento en mi escuela y se me ocurrió llevarte. Fue un completo desastre!! Te ignoré, jaja.

Suelo ser muy distraida y por ello fue que me percaté hasta muy entrada la tarde-noche que hablamos absolutamente nada de ambas o de lo que se suponia sentiamos una por la otra, de modo que llamé para pedir disculpas y pactar otro encuentro, o bien ir a buscarte a esa hora (8:45 pm), a lo cual accediste.Una vez mas ahi estabas, frente a tu casa, el frio me calaba hasta los huesos, tenia la nariz helada y no le encontraba logica a lo que estaba haciendo (buscarte). Sonreiste, como diciendo bienvenida, me diste un beso en la mejilla y conocí tu ratonera (vive en un cuarto de 2x2). No me sentia comoda teniendote alli tan cerca con la oscuridad como complice del encuentro, de modo que opté por sugerir salieramos a pesar de la temperatura. Caminamos cerca de 1hr sin rumbo fijo, creo que en ese lapso no importaba adonde fueramos, me sentia algo "feliz". Me pediste que no jugara con tus dedos, porque segun tú sentias rarezas en el estomago ¿habran sido las mentadas mariposas?, cosa que no hice, pues me gustaba que dijeras "¡basta!, deja de hacerlo"...en fin que ese fue el primer dia de algo que nunca tuvo nombre.Los dias pasaron y las ganas de verte se fueron desvaneciemdo, a pesar de que mostraste preocupacion por mi salud y que llamaste en repetidas ocasiones a mi casa una madrugada de sabado bien peda diciendo que me querias y pidiendo dijera algo "bonito" para ti, obviamente no lo hice.

El acaboase de esta situación ocurrió un domingo cuando veimos televisión: me miraste a los ojos rojos-amarillentos-vidriosos que siempre me cargo y preguntaste si te queria, me agarraste en curva y solo se me ocurrió decir "no lo sé", no te agradó en lo absoluto mi respuesta y casi, casi me corriste, jaja; y es que también ya tenías que irte a trabajar.Lo aprendido de esta efimera relación fueque no estoy preparada para que alguien me quiera, me da miedo, como siempre ocurre; e igualmente que soy un ser demasiado egoista como para demostrar afecto por alguien y volverme vulnerable ante si. jajajaY es que en verdad no sentía cariño por ella, mas bien se trató de algo raro y frívolo.No me remuerde la conciencia haberlo hecho. Si no lo sientes mejor no lo digas! para qué, solo acarrea conflictos.

2 han dicho:

Desadaptada Social | 21 diciembre, 2008 11:23

puta.... ke si no te entiendo. KReo ke estuve en esa situacion miles de veces.... pero pues... ahora no se ke pasa ke ya no tengo miedo...

Mujer de Contrastes | 13 enero, 2009 14:19

aaaaaaaaaaaaaamo lost acapulco!!!! jajaajja! me puso de buen humor!!