Maldito trayecto a casa.

Por qué diantres aprendí a falsear mi sonrisa.
Hoy me siento mal, mal en extremo, devastada, fatal, insegura, estúpida y vulnerable. El mundo conspiró contra la imbécil de Dispersa.
Hoy quise ser como las demas personas y dejar que se percataran de mi sufrimiento, pero no pude. No puedo. No dejo entrar a nadie. Es mejor.
Ella se fue y a pesar de estar totalmente segura de que no le quiero mas, me duele. Me duele al punto de llorar. Dispersa no llora y la gente que le conoce lo sabe, pero ya no quiere disimular mas.
Continuamente me canso de fingir la fortaleza que no poseo. No se que decir. Me duele, si es muy repetitivo, pero es lo unico que logro sentir en estos momentos.
"Es tu vida, me encanta saber que luchas por lo que quieres y no desfalleces al primer fracaso. Estoy feliz por ti. Se que el lugar donde te encuentres te hará mejor persona de lo que ya eres. Ya te lo dije: siempre voy a estar para ti, para lo que quieras y cuando asi lo quieras. Soy materia dispuesta. Soy ojete pero me haces abrigar el anhelo de poseer un lado humano. Contigo era y soy. Mis palabras jamas fueron simuladas. nuestra sonrisas eran y son honestas. Esto es extrañar?"
Aprendí a quererte en las justas dimensiones?

2 han dicho:

PaT¡To | 25 febrero, 2009 13:30

Hay tantos días como esos!!!... Comparto contigo eso de hacerse la fuerte, es bien difícil, porque mientras los demás te ven bien y sonriente, por dentro se siente el corazón hecho mil pedacitos...

Ojalá pronto te sientas mejor!

Simone E Piper | 28 febrero, 2009 10:27

Yo no entiendo para qué tratar de convencer al resto de algo que no se es. Por ejemplo el "Hacerse la fuerte". Al resto le importa la nada misma si eres débil, una nena llorona o una ruda fortachona que aguanta hasta lo más dificil e increible en su ser. Mejor y no "hacerse" o tratar de ser nada, ser lo que se es. Creo así. :)
Si tienes tus motivos, bien por ti.


Au Revoir
Desconocida 4ever