El tiempo

La miro... me mira... sonríe... sonrío... hablamos, hablamos, hablamos... silencio, silencio... volvemos a hablar... llegamos a su destino, se baja, camina unos pasos, voltea y me muestra la lengua, sigue siendo algo irracional y ególatra, no cambia... continuamos detestando las mismas cosas, a la misma gente, todo esto aunado al odio mutuo.
¡Joder! Ella creció de algunas partes que no pude evitar mirar durante el tiempo que estuvimos sentadas... dos bueeeenos...mmm... bueeenos motivos para verla con mayor frecuencia.
Quien diría que después de 9 años se pondría así.

5 han dicho:

Alma Rosa | 05 noviembre, 2009 20:19

Que sorpresas las de algunos cambios verdad??? De los que se dan y los que se siguen esperando.

Renacuajo | 06 noviembre, 2009 18:04

¡Uy!
Pues qué buenos cambios ;)
Jeje.

"Cómo han pasado los años..."

Que te vaya bien.

Nina Canuna | 06 noviembre, 2009 20:40

La mayoría de las veces no son reales.

Hay que comprobarlo. ;)

¡bechos!

Anónimo | 09 noviembre, 2009 16:37

MMMMMMMM tentaciones :)

Dispersa | 09 noviembre, 2009 21:59

Alma: Sí y hay que adaptarse a ellos.

Renacuajo: Neta! que así no estaba pero ps ni me gusta, jajaj bueno solo de algunas partes :P.

Nina: Ni modo a tratar de tocarselas aunque fallezca en el intento, digo pa´comoprobar no hay como el empirismo, verdá?

Anónimo: La carne es débil y soy sólo una pobre mortal.

.........................

"Chichi que cabe en una mano, no es una chichi es un grano" me acordé.

Y los clásico estrujos para quienes comentan, gracias :D.