Aaaaaaaaaaaaaaaaaashhh!!! pinche gente!



Intruso: que haces?

Yo: mmm... viendo la televisión?

Intruso: Aaah! y qué ves?

Yo: mmm... un partido de americano?

Intruso: Aaaaaaah!!! pero que no ese pasó ayer (domingo) por la noche?

Yo: Wow! que inteligente!

Intruso: entonces, por qué lo ves?

Yo: no lo ví, no pude, no tengo ni la más remota idea de como quedaron, no he visto el resultado y ni quiero verlo, quiero emocionarme, hacer de cuenta que lo miro en vivo, ver buenas jugadas y pensar que ganarán los pieles rojas, entendido?

Intruso: pero para qué si de todas formas ganaron los vaqueros 17 a cero.

Yo: puedes quitar tu presencia de mi vista?

Intruso: bueeeeno, yo na´más decía...






Uds. dicen, lo mato?


Heroína.

Siempre me ha resultado fácil hacer la compra en el mercado común y corriente, nada de precios como $5.99 kg, $25.70, $3.75 y un largo etc. que todos saben. Prefiero esos costos redondos, así ni me hago bolas a la hora de hacer la suma y a veces hasta pilón dan, bueno eso me han contado. Por lógica y en ese entendido, detesto ir al super porque nunca falta que una toma algún artículo con “x” precio, continua la compra, llega a la caja y zas! que no costaba eso, aaahs! Como me enoja eso.


Hoy, particularmente hoy acompañé a mi hna a dicho lugar, supermercado pues. Miramos por aquí, por allá, viboreamos a una fulanas, mire a dos que tres de buen ver, etc. etc. Al llegar a la caja, pasar las cosas y disponernos a pagar se suscitó algo que en lo personal me resultó incomodo.

Vieja cajera: $67. 20

Mi Hna. hurga en el monedero saca un billete de $100 y se lo entrega a la susodicha.

Vieja cajera: tendrá $10?

Hna.: mmm… aguarde…- busca cambio -
le doy $7.20 y me regresa $40

Vieja cajera:
Son $8

Hna.:
en la suma total dice $67.20.

Vieja cajera: No, son $8 – ya con cara de pocos amigos.



Para este punto no pocas personas veían la escena. No sabía qué hacer, si moverme y hacer de cuenta que no la conocía; quedarme y exponer mi punto de vista, o bien decirle que ya nos fuéramos. Opté por quedarme y no decir palabra.


Hna.: Pues le voy a dar $7.20 porque eso es lo que está marcando – más enojada que la cajera.

Vieja cajera.: por 80¢!?

Hna.:
Pues sí, por 80¢!! porque a Ud. no le gustaría que le estuvieran descontando de su sueldo, verdad?


Al final tuvo la razón quien la merecía, mi hermana. No sin haber recibido unas miradas bien ojetes por parte de la cajera, cuando nos íbamos.

Y es que tiene toda la lógica del mundo, la cajera no te perdona 20¢ pero si te puede robar, con todo el descaro que pueda existir, 80. Creo que esas situaciones se presentan más a menudo de lo que imagino. El que existan monedas de pequeñas denominaciones, 10 y 20 ¢, permite que sea posible recibir cambio de ese tipo, no habiendo necesidad de redondear, a veces si, pero tal como pretendía la tipeja esta pues no!. También existe gente que no le gusta traer moneditas o pilas de botón como les nombro, pero de que se clavan las moneditas, se las clavan y por ahí versa un refrán “ de poquito en poquito, te roban en las tiendas” o algo así.

En suma, pienso que todos deberíamos pedir NUESTRO cambio, o bien que estas personas lo entregara tal cual es, en fin. No creo que mi hna. se haya visto pinche, más bien que hizo lo que yo no hubiera podido, por eso hoy 22 de diciembre de 2009 se ha convertido en mi heroína de la vida cotidiana.

PD. Abusados con los cambios, y más con los de temperatura.

Diciembres

Es muy probable que alguien diga que lo que a continuación escribiré es algo muy ojete, mala leche y quizá no falte quien sugiera soy una desalmada pero…

Como quisiera que le explotara un cohete a toda la bola de chamacos del demonio que tengo por vecinitos, detesto todas aquellas festividades en las cuales se hace uso de explosivos porque no sólo es castrante el estar escuchando las detonaciones. Noooo!! Claro que no!!! sino que a ello se le debe sumar la basura, o sea los pedacitos de periódico en algunos casos, que dejan regados por la calle, una vez concluida esta actividad, NADA RECREATIVA. Y ni como decirles a sus progenitoras, porque tal parece que estas son los explosivos mismos, ni bien empiezas cuando ya te dijeron hasta de lo que te vas a morir y lo que aun no has comido (pinches viejas chancludas, ay! Creo que me exalté un poquito).

Pero naaaaah! espero no tener esa buena suerte y seguramente si llegara a acontecer terminaría compadeciéndome de los niños, corazón de pollo pues. Sólo quería escupir mis sentimientos malvibrosos en estas fiestas decembrinas. (aaaaahhhh!! que bien me siento ahora :D)

Sábado

Esta es la crónica de un intento por romper mi rutina, pese a que la amo algunas veces hay que hacer algo novedoso, o desastroso en mi caso.


Fui con alguien a una feria de flores, o algo así. Vendían... flores obviamente, peces, sí PECES; cactos. habia unas macetitas muy monas, yo quería una :( y no recuerdo que más. Esa cosa de la foto soy yo en un intento por sacar el cacto que ella quiso comprarse, estaba bien atorado el mendigo, parecia que estar pegado o algo semejante. Casi me caigo sobre el resto, pinche espinada y que oso hubiera hecho de no ser porque tengo equilibrio de gato.




Después de maniobrar, sudar un poco y enojarme, pude sacarlo y he ahí su "bonito cacto"





Yo compré una Noche buena que inicialmente estaba pensada para mi señora madre pero que después decidí fuera a parar a las manos de la abuela de un amigo (espero que minimo me tome en cuenta en sus oraciones y rezos)



Una vez que terminó la compra y peripecias porque el terreno de la feria estaba más que accidentado, la dejé cerca de su casa y me fuí a dar el por ahí, sí, sí se puede por ahí. Cansada de caminar cerca de 2 km. me senté en la acera cerca de un centro botanero al cual me ví tentada a ingresar pero no lo hice.

Continué la travesía por las calles que se encontraban escasas de personas a pesar de que fue día pseudo-feriado (Uyuyuyuy! dicen que por esa calle violan! lástima que pasé temprano jajaja)



Pero que tal, proximo al centro botanero , como a dos cuadras, está este hermoso recinto de los arrepentidos, de esos que quiere "dios". Debo confesar que siempre he sentido curiosidad por entrar a una sesión, aclaro sólo como espectadora. Mi hermana me contó que alguna vez vio que de un sitio como este salió o salieron unos tipos ebrios, jajaja y justo a ese quiero ir :D!

Ocio y cámara en mano= fotos absurdas por no escribir p3ndejas.


Esta callecita es de mis preferidas.

Creo que su buena iluminación y limpieza son algunas de las cosas por las cuales me agrada.



Anduve un rato en el centro, viendo aquí y allá, entre una calle y otra, sin rumbo fijo y con animos de cansarme y tratar de pensar, sólo obtube lo primero. Toda esa caminata me llevó a un punto alto de la ciudad donde pude apreciar lo pequeña que es y lo fácil que es recorrerla en poquito tiempo pero no se engañe, de que se cansa un@, se cansa.


Esa parroquia recientemente la pintaron de un anaranjado que no termina de convencerme pero que se le hace; la iluminación es algo que la salvó un poco.




Por cierto que compré una galletita de la suerte pero... "pinchi galleta" me jodió la noche, hasta parece que sabe la desgraciada "...enfrentarlos antes de que se hagan más grandes"

Pues que les sea leve a los que leen estas nimiedades y hayan tenido un sábado más interesante que el mio,

Ouch!

Lo nimio en mi vida

Yo amo estas flores


Tenia la intención de escribir una entrada que hablara sobre este gusto inmenso que me causa el acompañar a mi mamá al mercado, cuente o no con tiempo trato de hacerlo y aunque nos llevamos mal y discutamos el 90% de las veces, es algo que ella sabe me llena, además de que me agarra de "carga bolsas".

Hoy, particularmente hoy, tuvimos uno de esos momentos hacia tiempo no pasaba. Caminábamos entre los puestos, cuando de pronto volteó a mirarme y de inmediato supe de que se trataba. Ese olor, ese olor, a pesar de que tengo algo de gripa, no pude dejarlo pasar, no pudimos. Flores, fresias para se exacta. Mi madre sabe que aunque reniego de mucho y nada el aroma de ellas me mata y pone de buen humor. De inmediato las compré, no le dije eran para ella porque seguramente diría "¿te sientes bien?", además que no estoy acostumbrada a muestras de afecto y asimilaría mal sus palabras. En el fondo creo que lo intuyó pero prefirió no decir palabra alguna, es mejor.

El adquirirlas, mirarnos a los ojos, sonreír y compartir algunas impresiones resultó más agradable de lo que esperaba.

Pd. Si tiene oportunidad de encontrar las flores arriba mencionadas, no dude, cómprelas, Dispersa las recomienda, es más haga de cuenta que yo se las regalo jajajaja :S

Me molesta #35

Sucede que de todo me quejo ya sea del calor, la lluvia, la comida, mis vecinos, algunos pseudo amigos que sólo sirven para hacer corajes, del transporte público y sus respectivos choferes que se olvidan llevan personas (a los cuales envío saludos ingentes a sus progenitoras); de los supermercados que vilmente se re-aprovechan de los cerillos (voluntarios, que por su carácter de voluntarios no perciben remuneración por parte de la tienda pero aaah! como les sirven ) y un largo etc que omitiré por flojera.

Hoy lo que me trae una exponer una queja, observación y quizá demanda, aparte de que me caga, es ese uso altamente enfermizo y aberrante de la escritura, que me resulta imposible de digerir. Digo, a cualquiera se le puede pasar una coma (aunque sean vitales para comprender la idea de quien escribe), un acento pero ... Pero ... pero escribir así!!!








Contacto bloqueado en el msn. De click para hacer más grande la imagen y si no se puede quejese en el comentario, ja!




Seguramente alguien dirá que es moda, o bien que en la vida corriente o escolar no lo llevan a la práctica, sin embargo para mí, para mi no tiene justificación alguna. Debo confesar que mi sobrinita de 17 años tiene la maldita costumbre de hacerlo cuando envía mensajitos, costumbre que estoy dispuesta a erradicar en ella.

Escribamos bien, que nada nos cuesta, yo sé que 160 caracteres no son sufientes para expresarse, por ello pensemos lo que vamos a escribir ( soy tacaña))
Iba en primaria, sexto grado para ser exacta, Cuando esta canción sonaba en la radio, o al menos mis compañeritas la gorgoreaban en el salón, el patio, la sala de computo (para una pinche computadora que había Pero así se llamaba), las Canchas, La Cooperativa, etc, etc y pues sí, de tanto escucharlas Terminó por gustarme, en secreto obviamente. Nunca entendí de lo que en sí Trataba pero esa parte que versa Así "¿Por qué ya no me baila un gusano en la tripa?, Cuando el teléfono y escucho su voooz" era mi hit.

Parece que hoy día esa canción toma forma y se Ajusta a lo que vivo o mal vivo, traduciéndose a esto:

Por qué ya no es mi tipo? Por qué no es lo de siempre?
Cuando quedamos juntos y nos vamos a un bar,
Porque ahora necesito estar con mucha gente?
cuando estamos solos y no le quiero besar ...

.... pero me cuesta tanto decirlo a a la a cara
Aguanto un poco mas o Lo Echamos A Suertes