Diciembres

Es muy probable que alguien diga que lo que a continuación escribiré es algo muy ojete, mala leche y quizá no falte quien sugiera soy una desalmada pero…

Como quisiera que le explotara un cohete a toda la bola de chamacos del demonio que tengo por vecinitos, detesto todas aquellas festividades en las cuales se hace uso de explosivos porque no sólo es castrante el estar escuchando las detonaciones. Noooo!! Claro que no!!! sino que a ello se le debe sumar la basura, o sea los pedacitos de periódico en algunos casos, que dejan regados por la calle, una vez concluida esta actividad, NADA RECREATIVA. Y ni como decirles a sus progenitoras, porque tal parece que estas son los explosivos mismos, ni bien empiezas cuando ya te dijeron hasta de lo que te vas a morir y lo que aun no has comido (pinches viejas chancludas, ay! Creo que me exalté un poquito).

Pero naaaaah! espero no tener esa buena suerte y seguramente si llegara a acontecer terminaría compadeciéndome de los niños, corazón de pollo pues. Sólo quería escupir mis sentimientos malvibrosos en estas fiestas decembrinas. (aaaaahhhh!! que bien me siento ahora :D)

5 han dicho:

Alma Rosa | 19 diciembre, 2009 05:29

a mi anoche casi me da un infarto cuando escuche un punnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn!!!!!!!!!!!!!!!!!! pero fuerteeeete fuerrrteee pero en serio que fuerte, pensè que era una bomba... y pasado el ruidote las risas tiernas de las criaturas que sin ser vigiladas por sus padre, se exponen a ser los proximos que ingresen al hospital por quemaduras... a mi eso es lo que me caga de las fechas, la inconciencia sobre todo de los padres que no vigilan a sus hijos y pasan cosas realmente lamentables....

en fin... ya no pude dormir bien :( pero bueno ya que...ya ando despierta de todos modos

un abrazooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

Dispersa | 19 diciembre, 2009 17:14

Justo es esa irresponsabilidad la que lleva a los percances, y es justo esa la que, al igual que ud., no tolero.

Lyds* | 19 diciembre, 2009 17:57

Nah! Pues si eso es lo que sientes - o sentías- pos nuestros comentarios contra tu opinión valen madres.

Aquí en Bogotá está prohibido eso porque esas mamás (y papás) irresponsables dejan que los niños jueguen con pólvora de una manera estúpida. Tantos niños quemados...

Y por cierto, nunca he sabido que es ojete U___U ¿Me explicas? Jajaja

Saluos :)

Renacuajo | 20 diciembre, 2009 09:05

A mí también me molesta que anden con sus cosas explotando todo. Una vez una prima, en fin de año, me acercó una de esas cosas que brillan cuando las prendes, me asusté y de seguro quedé como una ridícula.

Que te vaya bien.

P@tO | 21 diciembre, 2009 06:21

Comparto con usted el odio por esas porquerías... El año pasado sufrí un atentado con esas madres... Y creame que me dan ganas de darles de patadas a las madres de los chamacos que juegan con eso como sin nada...

Un explosivo estrujo pa´ usted ;)