Siendo honesta...

Que extrañe a alguien es algo difícil, que le recuerde de cuando en cuando e inconscientemente pronuncie su nombre sin saber por qué es aun más complicado, y raro, pero que alguien diga que me extraña es algo que no termino de asimilar... y eso que tengo la plena certeza de que no echa mano de enervantes. No obstante, debo confesar que me hizo sentir bien.

El viento sopla fuerte y continuamente se impacta en mi cara, revolotea, juega y me despeina. Aun así continuo caminando, meto las manos en las bolsas del pantalón para resguardarlas del frío y para buscar dinero entre las cosas varias que traigo en ellas. Un encendedor blanco, un trozo de crayola morada, un chicle sabor mora, un comprobante de entrega tardía a la biblioteca que no recuerdo desde cuando está en mis bolsillos pero en el que claramente se puede leer “Multa por 2 dias de retraso del libro Cultura, ideas y mentalidades porque fue prestado el día 25/09/2009 para entregarse el 30/09/2009, sin embargo se está entregando hasta el 02/10/2009”, pinche señora bibliotecaria no me perdonaba una; un tornillo negro, un trocito de papel para anotar cualquier eventualidad, una envoltura y el monedero*. Mientras cruzo por San Francisco, un ex convento, no puedo evitar silbar la tonadilla de esta canción y cantar a discreción la última estrofa, la única que me sé. De pronto pienso que a veces quisiera poder evitar el andar del tiempo y por ende retener ese aire que no volverá a ser el mismo cuando inhale la próxima vez; evitar el movimiento de esa amenazante y amorfa nube, dejarla ser… pero como no soy nadie con poderes sobre la naturaleza me limito a dejarlas en mi memoria dañadita.




*En general pura cosa inservible.

Ella y yo

-El fin del mundo está próximo a ocurrir, la “biblia” dice que se levantará nación contra nación… las señales han comenzado a mirarse ya…


- Má, históricamente las guerras siempre han existido, lo único que las hace diferentes es que antaño los enfrentamientos eran cuerpo a cuerpo, el derramamiento de sangre inocente ha estado vinculado a la existencia del ser humano. Ahora la tecnología ha avanzado a pasos considerables y con sólo presionar un botón es posible destruir un blanco previamente programado… además, llevan años diciendo, y yo escuchando, lo mismo y la verdad es que el fin de la tierra no creo que vaya a ser abrupto, como lo dicen sus “escrituras”; pienso más bien que ha sido y será paulatino… en aras de mejoras a la vida del hombre y la mujer se ha ido destruyendo a la naturaleza. Todos somos responsables en menor o mayor grado. Dicen que la tierra es un ser vivo y como tal sólo está activando defensas contra los organismos que le son contraproducentes, o sea los humanos, de ahí los fenómenos meteorológicos, terremotos y cosas de esas… imaginelo así y piense que está tratando de regularse porque…

-¡Tú cállate! Que formas parte de los incrédulos y blasfemos, aquellos que cierran oídos y ojos a la palabra de Dios.

No hay duda que conforme transcurra el tiempo las discrepancias con mi madre irán en aumento. Parece que la brecha generacional entre ambas se transforma más en un abismo pero que se le hace, sólo tratar de ser tolerantes lo más posible, muuuuy tolerantes.

Protensidad (percepción del tiempo)




De click a la imagen para hacer más grande, visible y entendible.